Hoy día las nuevas tecnologías de la información y las herramientas Web 2.0 permiten a los comercios tener una página web propia, y con ello dar a conocer sus productos o servicios a un mayor número de clientes, abriéndose a nuevos mercados, y poder vender sus productos y servicios durante las 24 horas del día, los 365 días del año.

Por ello, es clave, tanto para las pequeñas empresas como para las medianas empresas, tener una página web propia y actualizada. Esta página web puede ser contratada a una empresa externa o que sea el propio comercio el que utilizando aplicaciones gratuitas la diseñe y publique.

En este módulo vamos a estudiar como un comercio puede diseñar su propia web, publicarla en la Red y realizar publicidad de su marca y de los productos o servicios que comercializa, posicionándose en buscadores y participando en redes sociales.